Durante dos días, un centenar de personas asistió a un taller sobre la enseñanza de las habilidades del lenguaje de niños con estos trastornos, a cargo del grupo “Alter”, en el auditorio del complejo de producción y grabación musical.

El Trastorno del Espectro Autista (TEA) es una discapacidad del desarrollo que puede producir problemas de relaciones sociales, comunicacionales y conductuales significativos, cuyos signos aparecen a una edad temprana y pueden durar toda la vida. Mientras que el Trastorno Específico del Lenguaje (TEL) es un retraso en la adquisición de la lengua, algo que sucede comúnmente en la niñez, que afecta a un 8% del jardín de la infancia y que persiste en la adultez.

Sobre la capacitación realizada, el profesor Claudio Trivisonno, quien es el director del grupo de trabajo que conforma, describió: “El grupo ‘Alter’ es un equipo de profesionales que trabajamos en la rehabilitación de los niños, sobre todo con aquéllos que padecen el TEA y TEL. La idea es servir de disparador para generar más interés de los especialistas sobre las últimas tendencias terapéuticas para autistas. Con este tipo de talleres se benefician los fonoaudiólogos, psicopedagogos, psicólogos, terapistas, docentes de educación y también los padres”.

Cuando se le consultó sobre las instalaciones del centro cultural y su uso para este tipo de propuestas, el docente afirmó que “se trata de un excelente espacio con todas las comodidades. Por eso es que le damos un agradecimiento muy importante a la Casa de la Música, por permitirnos desarrollar esta actividad”.

La Casa de la Música es más que el hogar de la actividad artística de San Luis, ya que con estas actividades de concientización se produce un vínculo social fuerte con la comunidad, que acude en gran número a este tipo de inquietudes.